Etnografía virtual

Identidad virtual e identidad real

  

Los hombres no se hacen en el silencio,

sino en la palabra, en el trabajo, en la acción, en la reflexión.

Paulo Freire.

paulo freire

paulo freire (Photo credit: ricardoromanoff)

Podríamos escribir de la importancia de las redes sociales, de la revolución del marketing digital, de la tecnológica semántica, del data mining o de la inteligencia artificial. Seguirnos asombrando con el acelerado ritmo de la evolución cognoscitiva y extrayendo múltiples datos de tipo práctico. Pero a pesar de la seducción que nos producen estos temas, estos permanecen en niveles muy específicos de la realidad.

Si tratamos de complejizar el efecto de la tecnología, evaluando su efecto sobre el comportamiento humano, encontraremos sorprendentes claves de identificación personal.

Quien haya tenido alguna participación -intensa o incipiente- en el espacio de las redes sociales, puede certificar que sus acciones son consideradas de un modo distinto a las del mundo real. La impulsividad habitual, da paso a la elaboración de premisas mentales capaces de imaginar los efectos de nuestras decisiones: los efectos de publicar una imagen, exteriorizar un sentimiento, defender o defenestrar una idea.

Y esto es así porque la existencia en la web es íntegramente relacional, no existimos si no somos percibidos por otros, y para ser percibidos debemos construir un discurso. No valemos por lo que tenemos o por cómo nos vemos. Al final, nuestro valor está en cómo pensamos y cómo lo decimos. Una verdadera revolución para una sociedad fustigada por la vara de la apariencia.

Entonces resulta que el tímido de la clase resultó siendo un novelista de antología, la amargada del barrio una gran humorista y el geek incomprendido, un filósofo de las masas. Y hasta nosotros, los comunes y corrientes (que no podemos fantasear con algún talento) descubrimos algo en nuestro interior que desconocíamos, y acentuamos condiciones que antes se diluían en meras posibilidades.

A partir de estas nuevas fortalezas y realidades surge una identidad virtual, muy distinta quizás a la real, pero en el fondo parte de un mismo todo. Por medio de ella construimos una “representación” de lo que somos (o de lo que queremos ser, dirían algunos) y como tal, es todo un artilugio de exploración, que le abre las puertas a la transformación personal. Sin embargo, lo más extraordinario es que esta potente maquinaria, está impulsada por otros, por una versión benévola del “qué dirán”. Una suerte de colectivismo inconsciente, en el que es inútil levantar murallas mentales.

Estamos en la era de la información señoras y señores, si somos conscientes de ello, justipreciaremos más nuestra dimensión social, construiremos valores, símbolos y significados a través de nuestros propios discursos, y recrearemos un espejo de nuestra imagen que revele nuestra bondad y maldad potencial. Y todo a través de la palabra, ese invento solariego que día tras día nos renueva.

______________________________

*No comparto la opinión de que los medios de expresión virtuales “inciten” al odio, lo que permiten es exteriorizarlo y dejar registro de ello. En nuestras sociedades siempre ha existido el odio, solo que más difuso. Los álgidos y no siempre transparentes debates que se suceden deben entenderse mas como oportunidad que como afrenta: los insultos, los agravios, las amenazas de muerte, desenmascaran tiranos y reproducen la indignación y los comportamientos solidarios. Después de todo, la historia no es otra cosa que fuerzas en disputa y valientes que soportan sus embates.

______________________________

* Para profundizar académicamente en estos temas recomiendo Teknocultura.Revista de cultura digital y movimientos sociales

______________________________

Entradas relacionadas en este blog:

*  ¿Es Twitter algo más que una caja de resonancia online?

*De verdad ¿eres lo que te gusta?. Un ejercicio autorreflexivo.

*Identidad digital basada en la autenticidad

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s